cropped-img_20190215_131634-3.jpg

Pues aquí estoy, exponiéndome por primera vez ante el mundo, de desconocida a desconocidas/os, encantada y agradecida por vuestra curiosa atención.


Antes de nada me gustaría contaros un poco de mí, a la vez del porqué de la existencia de éste blog. Siempre fui muy tímida, desde que nací, de ahí mi vía de escape hacia la escritura; y cómo deduciréis, nunca quise que nadie me leyera, pues eran mis más profundas confesiones que ni siquiera yo releía, sólo escribía para liberar lo que no era capaz de expresar con mi voz, y seguidamente cerraba el cuaderno rápido y lo guardaba hasta el próximo asalto. Con el tiempo empecé a curiosearlos, y según qué escritos, los empecé a mostrar a mis más allegados, pues yo misma empecé a ver algo más que escritos emborronados llenos de dolor y tristeza. Me di cuenta que cuando acudía a mi cuaderno, mi mente entraba en una especie de trance en el que me soltaba verso tras verso sin parar y de una manera cada vez mas harmoniosa y agradable de leer. Jamás se me pasó por la mente ser poetisa ni de lejos, me daba muchísima vergüenza mostrar mis enfados, mis alegrías, mis penas, mis delirios, mis deseos mas íntimos y demás desahogos emocionales a la gente, … ¿cómo iba a hacer eso? ¡¡Si precisamente lo escribía para que nadie se enterara de nada!! Quién tuvo la “oportunidad” de leerme en alguna ocasión, me confirmaba lo que yo sospechaba, estaba escribiendo poesía, a mi manera, pero era arte. Aún así, no me hacía ninguna gracia enseñar nada a desconocidos, pues aunque fuera lindo lo que escribiera no significaba que fuera a gustar a mucha gente, y si fuera así, mi intimidad era mucho más importante en ese momento. Pues bien, esa niña tímida y pudorosa, fue cambiando de parecer al darse cuenta de que sus escritos tenían muchísima más utilidad que el desahogo de un simple berrinche. Me enseñaron, y siguen haciéndolo, a conocerme, a darme cuenta de cómo repetía siempre los mismos errores, y de cómo poco a poco, mis pensamientos iban evolucionando, de inocencia y auto culpabilidad, a inteligencia y revolución ante parásitos de la sociedad. Con los años empecé a consultar mis cuadernos en casos de indecisión e incertidumbre circunstancial repetitiva, y si, señoras y señores, mi yo del pasado me ha guiado y motivado para afrontar la vida con más seguridad y decisión recordándome mis anteriores desastres, y haciéndome ver enseguida lo que bajo ningún concepto podía volver a suceder. Hará cosa de un año, empecé a leer poesía, entonces descubrí a grandes talentos actuales que escribían muy parecido a mi, escritos de berrinches hechos poesía, con sus rimas y no rimas, así como con sus pequeñas discordancias en su técnica, que hacían de sus obras algo auténtico y real, cómo lo llamo yo, lenguaje del corazón sin pulir y sin tallar, al natural. Estos grandes talentos también me guían con sus obras en mi día a día, entonces entendí lo que la vida me estaba intentando decir desde hacía años… el arte que sale del corazón debe ser compartido, pues es posible que haya otros seres como yo, y como vosotros, a los que les lleguen mis berrinches como caídos del cielo, y los ayuden a encontrar paz en sus tormentos, o a hacerles reír, o a darse cuenta de que no están solos en su burbuja mental… Éste es mi principal propósito por el que mostraré mi lado más crudo y sincero, y a la vez el más desconocido, incluso para los que supuestamente me conocen bien.

Leyendas